Hoy os vengo a hablar de un nuevo sistema para rizar las pestañas.

Resulta que cuando voy a maquillar me ocurre a menudo que el típico rizador de pestañas da un poco de miedo a muchas de mis clientas.

Sí,como lo oís… Es ver acercar el rizador y se van alejando cada vez más por lo que me cuesta bastante que la pestaña quede rizada y por consiguiente que la máscara de pestañas quede espectacular.

También tienen el inconveniente de que en los párpados que no son lisos podemos pillar el párpado al cerrar el rizador .Para que esto no pase tenemos que levantar el párpado y asegurarnos bien de que no estamos pillando nada de piel al apretar.

Este nuevo rizador funciona con calor.

Lleva una pila que hace que el cepillo se caliente y al intentar rizar la pestaña y aguantando unos 10 segundos la pestaña se riza.

Otra de las ventajas es que al no apretar no corremos el riesgo de partir las pestañas.Aunque esto realmente sólo puede ocurrir si hemos aplicado la máscara antes que el rizador o si la silicona que suele llevar el rizador está muy vieja y corta.

Inmediatamente después podremos aplicar la máscara de pestañas.