Los pistachos son los frutos secos con más concentración en betacarotenos, antioxidantes beneficiosos para la piel. Con la nueva temporada que nos llega te recuerdo la importancia de proteger tu piel frente a los rayos solares y mantener así, un estilo de vida saludable.

Comer un puñado de pistachos al día, aproximadamente 49 unidades, tiene muchos beneficios y, entre ellos, ayudan a broncearnos y a proteger la piel del sol gracias al betacaroteno. Esta sustancia es un precursor de la vitamina A que se encuentra en frutas, verduras y algunos frutos secos, como los pistachos. Aunque lo mejor es reducir la exposición al sol, las propiedades antioxidantes del betacaroteno neutralizan la acción de los radicales libres producidos por los rayos ultravioletas por lo que contribuyen a proteger nuestra piel y al mismo tiempo permiten que pueda broncearse porque ayudan a activar la melanina.

Los radicales libres son moléculas que han perdido un electrón y son responsables de la oxidación de las células. No podemos evitar que aparezcan, pues son producto de nuestra respiración celular, pero sí podemos contrarrestarlos con antioxidantes como el betacaroteno. El consumo de antioxidantes es beneficioso para la piel, porque nos ayuda a alargar la vida de las células y aunque no impide las quemaduras solares,  puede ayudar a proteger la piel ya que actúa como fotoprotector interno y es capaz de absorber los rayos ultravioleta en ligeras dosis.

Exponer nuestra piel al sol con protección solar y durante un tiempo moderado es saludable ya que se trata de una fuente de vitamina D. Pero hay una serie de recomendaciones que conviene tener en cuenta: evitar el sol entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde; protegerse con ropa; utilizar un filtro solar con un factor 30 de protección o superior en función del tipo de piel; hidratar la piel, y tomar betacaroteno.

El consumo de alimentos ricos en betacarotenos,  también aporta otros beneficios, más allá del cuidado de la piel:

  • Al ser un precursor de la Vitamina A, aporta grandes beneficios en la salud ocular.
  • Ayuda con el cuidado de las uñas y el cabello.
  • Ayuda al sistema inmunológico a protegerse de diversas enfermedades.
  • Estimula la producción de glóbulos blancos en la sangre.