Nuestro estilo de vestir puede dificultar y agravar la piel de naranja o celulitis: la ropa ajustada, como vaqueros, calcetines, tacones, etc. Hacen que la circulación se dificulte y empeore el retorno venoso, uno de los principales factores causantes de la aparición de la celulitis.

No solo el exceso de peso es un factor, la dieta y alimentación también influye en la aparición como en el tratamiento. A continuación os dejo una serie de pautas que os pueden ayudar:

Si al drenaje:

La retención de líquidos se puede reducir aumentando el consumo de alimentos diuréticos como los espárragos, piña, sandía, tomate, etc. Importante es ayudar también reduciendo el consumo de sal y controlando el consumo de comidas que contengan gran cantidad de sal.

Si a la firmeza:

La firmeza de la piel no es en sí ni una causa ni un motivo, pero interviene directamente en su aspecto. Por este motivo es muy importante preservar la firmeza de la piel con una dieta rica en ácidos grasos omega que nos van a ayudar a mantener la cohesión del tejido cutáneo. Se encuentran en el pescado azul, frutos secos y las aceitunas. El ejercicio también nos ayudará a tener el tejido más firme.

No a la nicotina:

El tabaco además de ser un factor bastante importante porque provoca enfermedades gravísimas, multiplica la aparición de la celulitis porque entorpece la circulación sanguínea.

Aplicación cosméticos:

Esto siempre nos ayudará a activar la circulación y a movilizar el tejido. Mi consejo será que siempre vaya acompañado de un masaje para potenciar el efecto. Y como siempre digo que los cosméticos por sí solos no son mágicos pero acompañados de una alimentación equilibrada, algo de ejercicio, pueden ayudarnos bastante en el aspecto visible de la piel.