Nace Spirit Skinbar un nuevo concepto de espacio de belleza que trasciende a las convenciones farmacias y los centros de estética, proporcionando una experiencia única basada en el asesoramiento.

En pleno corazón de AZCA, en el distrito financiero de Madrid,  se encuentra Spirit Skinbar, que tras cuatro años de gran éxito con un servicio único en España, actualmente ha reformado sus instalaciones para ampliar su oferta de tratamientos.

En Spirit SkinBar siempre se comienza siempre con un diagnóstico facial mediante aparatología que permitirá recomendar al cliente la mejor rutina de belleza para sus hábitos y necesidades. En el espacio se encuentra una amplia selección de marcas, incluyendo algunas de culto dentro del mundo de la dermocosmética como Frezyderm, Neostrata,  Hylamide  o Martiderm.

A continuación, se puede acceder a una amplia variedad de servicios: protocolos estéticos faciales y corporales; servicio de coaching nutricional, diagnóstico capilar, test de intolerancias alimentarias, consultas de terapias naturales como aromaterapia y naturopatía,  sesiones de maquillaje; y próximamente, tratamientos médico estéticos.

También disponen de un programa VIP que ofrece numerosas ventajas a sus miembros, como acceso a talleres y cursos exclusivos; descuentos;  tratamientos en cabina por compra de producto y seguimiento constante por parte de sus profesionales.

Su premisa principal es que “La piel es el órgano más grande del cuerpo, y muchas veces no lo cuidamos como deberíamos. Nuestra experiencia y formación farmacéutica da confianza a nuestros clientes, que acuden a nosotros en busca de una solución a sus problemas.

En Spirit SkinBar quieren ofrecer una experiencia de bienestar total que incluye probar los productos, ya sea en la tienda o en sus cabinas, y ayudar a los clientes a encontrar el equilibrio cuerpo-mente”, afirma Laura Granados, farmacéutica y responsable de bienestar de Spirit SkinBar.