Desde hace algún tiempo ya, no es nada raro la utilización de aceites dentro de nuestras rutinas de belleza, tanto para el rostro, el cuerpo incluso el pelo. Sin embargo, a día de hoy, los aceites se han convertido en los productos de belleza más demandados: ya sea para el cuerpo, rostro, pelo, labios, mano, etc. Nos encantan y esto se debe a qué realmente funcionan.

Desde hace muchos años ya, conocemos y utilizamos el aceite de rosa mosqueta que nos ayudaba a tener la piel perfecta y a regenerar y cicatrizar marcas y cicatrices, el aceite de ricino, muy usado para eliminar el acné y para fortalecer el pelo de nuestras pestañas, el aceite de aguacate para estimular el crecimiento del cabello, el aceite de Argán es muy potente para nutrir en profundidad la piel y es ideal. Pero sin duda si hay algún aceite que sirva para absolutamente todo y que esté se súper moda, es el aceite de coco.

Éste aceite desmaquilla, dá brillo al pelo, hidrata y nutre en profundidad la piel, sirve para aliñar ensaladas y para cocinar, porque es un alimento extraordinario que aporta numerosos beneficios a nuestra salud: Reduce los niveles de colesterol, nos ayuda a perder peso. Contiene: ácido láurico, ácido cáprico y ácido caprílico. Estos ácidos tienen propiedades anti bacteriales, antioxidantes y fungicidas, entre otras.