Son muchas las mujeres que cambian su alimentación y sus hábitos diarios o utilizan métodos de control del ciclo para aumentar las probabilidades de quedarse embarazadas. Otras, además, buscan en internet las mejores posturas para lograr concebir.

Pero, ¿es cierto que determinadas posiciones que ayudan a tal fin?  Lo que sí es cierto es que la calidad de las relaciones es realmente importante, y es que cuando la mujer alcanza el orgasmo, se producen contracciones uterinas que facilitan el transporte de los espermatozoides hasta el óvulo.

Pero si se puede intuir que sobre las posturas que te harán llegar al orgasmo con más facilidad:

  1. Perrito. Seguro que estás pensando que esta, junto con la del misionero, es una de las posturas más básicas. Por ello, quizás te parezca extraño que los expertos, la incluyan como una de las posturas más placenteras para la mujer. Esta postura es ideal para todas las mujeres. Y es que, no solo favorece una penetración más profunda, sino que, además, y a diferencia de otras posiciones, permite la estimulación manual del clítoris por parte de la mujer. ¡A veces, lo clásico es lo que más funciona!
  2. La profesora traviesa. Si tu pareja y tú sois de los que disfrutan fantaseando con historias ficticias, ¡esta postura es para vosotros! Túmbate sobre una mesa, con la espalda apoyada sobre la tabla. Para facilitar la penetración, puedes doblar tus piernas colocando los pies sobre la mesa, dejarlas caer y apoyar los pies en sillas o alzarlas y colocar los pies sobre los hombros de tu pareja.
  3. El alegre fénix. Tu pareja debe sentarse con las piernas cruzadas y la espalda apoyada en la pared o el cabecero. Tú debes colocarte sobre él. En esta posición, es la mujer quien tiene el control sobre la velocidad y la intensidad. Asimismo, esta posición es muy excitante, ya que estaréis cara a cara y muy pegados, facilitando el contacto y la estimulación entre ambos.

En ocasiones, muchas mujeres se obsesionan con la concepción. Hay métodos de control de fertilidad como el de la temperatura basal o los test de ovulación, que requieren tiempo y constancia por parte de la usuaria, aumentando el estrés. Por ello, disfrutar de las relaciones sexuales y optar por métodos más modernos, cómodos y sencillos, es lo más recomendable para todas aquellas mujeres que estén buscando el embarazo.