Si nos ponemos a pensar en un tipo de calzado típico del verano, seguro que las alpargatas se encuentran entre ellos. Además de estilosas y cómodas. ahora los expertos nos cuentan que son bastante beneficiosas para la circulación de nuestras piernas.

Siempre nos han explicado,  que para las varices convienen calzados que no sean demasiado planos ni demasiado altos, por tanto un tacón de unos 3-4 centímetros tendrán que ser nuestro mayor aliado.

Las alpargatas son la tendencia de este verano 2018, y existen de todos los colores, estampadas, con cuerdas, sin cuerdas, abiertas en la zona del interior del pie, cerradas, con tacón, sin tacón…. Pero sin duda, las que mejor pueden favorecer nuestra circulación, serán  esas que tienen una pequeña plataforma.

Si las alpargatas no son de tu gusto o prefieres variar, toma nota de estas posibles alternativas. Por un lado se están viendo cada vez más esos zapatos de tacón bajo en colores retro, neutro y básico. Por supuesto, el blanco. Hasta hace poco este color estaba vetado en el territorio de los zapatos pero cada vez se está apoderando de más looks de street style.

Muchas aún no nos atrevemos a dar este salto así que aún tenemos bajo la manga los colores negro y rosa, que también predominan en zapatos de un tacón medio de esta temporada. Muchos de ellos se caracterizan por tener una punta más afilada de lo normal pero todos cuentan con un tacón que no supera los 5 centímetros de altura.

¿No os parece que las tendencias, cada vez nos ayudan más a aliviar las varices y a la vez estar más monas? Me apunto seguro a esta tendencia.