Este fin de año, he estado unos días en Bruselas con mi novio, y nos hemos alojado en un estudio, que tenía cocina. Siempre me gusta tener algo de comida donde me hospedo (mi estómago está acostumbrado a comer cada 3 ó 4 horas).

En cuanto nos instalamos, dimos nuestros primeros pasos por la ciudad. Nos decidimos a entrar, en una especie de tienda de comestibles, a comprar algunas cosas básicas para comer. Con la sorpresa de que cuando entre por aquella pequeña puerta, me encontré con el supermercado de mis sueños!!!!!

En Färm, que es como se llama la cooperativa, me encontré con más de 5.000 productos 100% orgánicos BIO. Todos provienen de productores, artesanos y empresas familiares e independientes. 

Puedes encontrar sopas, ensaladas, sándwiches del día, queso, huevos, leche, productos veganos, pasta, cereales, articulos para bebe, para mascotas, aseo personal, juguetes, libros… de todo!!!!

Me encantó,  como tenían a la venta los cereales, pasta y frutos secos. Había tantos tipos que no sabía cual de todos quería! Pastas integrales, vegetales…

Pero lo que más me llamó la atención fué el concepto en sí de la tienda. El objetivo es la promoción del  consumo sostenible,  apoyando el desarrollo de la agricultura orgánica y la transición agrícola de productores y artesanos.

 

 Favorecen el suministro ultra local, belga y estacional . Solo productos que se producen en Europa. Un gran proyecto que cuida hasta el más mínimo detalle en todos sus productos!!

Färm, una cooperativa participativa, donde todos los actores de la cadena… construyen un mejor mundo para el futuro!!