Seguro que en alguna ocasión por no decir muy a menudo te sientes identificada: Cuidas a conciencia tus labios cada noche y los proteges una y otra vez durante el día. Pero casi siempre están deshidratados y al mínimo soplo de viento o rayo de sol, se agrietan y resecan.

Los labios carecen de glándulas sebáceas y no producen vitamina E (que se encuentra de manera natural en el sebo)”, por esta razón es muy complicado protegerlos y mantenerlos hidratados.

FACTORES QUE PUEDEN AFECTAR AL BIENESTAR DE LOS LABIOS

-Factores ambientales o externos como el frío, el aire, el ambiente demasiado seco, estos factores resecan y deshidratan. Los labios no contienen glándulas sudoríparas ni sebáceas, por lo que es fácil que se deshidraten y se estropeen por estos factores (a diferencia del resto de la piel de la cara).

-Alergias tanto a alimentos, como a cosméticos u otros productos como la pasta de dientes.

-Factores internos pueden provocar lesiones en los labios como los nutricionales, en los labios se pueden detectar las carencias vitamínicas como la A, C, B, Riboflavina, E.

-Sistema inmunitario débil.

-Factores mecánicos como la perdida de dentadura, las prótesis dentales, ortodoncia.

-Fumar y masticar chicle.

 

¿CÓMO EVITAR QUE SE RESEQUEN LOS LABIOS ?

-Para hidratar la piel de los labios es importante actuar desde dentro y estar hidratado, beber agua es importante cuando se está deshidratado lo primero que se siente son los labios.

-Aplicar bálsamos y cacaos o cremas específicas, con efecto calmante como la hamamelis, la caléndula, el aloe vera o la melisa y la vitamina E, altamente hidratante.

-Los aceites tanto de oliva como las almendras, hidratan en profundidad.

-Incorporar vitaminas y suplementos como el omega 3 a la dieta que mantendrán el cuerpo hidratado.

-Algunas barras labiales contiene demasiados perfumes, por lo que es importante evitarlas.

-Los ambientes demasiados secos como calefacciones muy fuertes o zonas especialmente secas, es aconsejable usar un humidificador.

-El ácido hialurónico en los labios, ayuda a absorber el agua ambiental, ayuda a la capacidad de esponja de los mismos.

-Una de las soluciones para mejorar la hidratación es la exfoliación de los labios, una vez exfoliados es importante usar un buen bálsamo rico en ácido hialurónico y vitamina E.

 

Un truco para exfoliar los labios:  se puede aplicar una pequeña capa de vaselina en los labios, con un cepillo de dientes infantil suave. pasarlo por los labios en forma de círculos y suavemente. Una vez exfoliados hay que aplicar una capa extra de hidratación.

Si no se tienes un cepillo, se puede mezclar un poquito de azúcar con vaselina y con los dedos masajear de forma suave y circular. Posteriormente aplica un bálsamo o hidratante labial.