Durante la época estival los cambios en nuestra rutina diaria y los caprichos que nos damos, hacen que  el momento de volver a la normalidad pueda resultar estresante porque en muchos casos volvemos con algunos kilos de más.

Para recuperar nuestro estado anterior, podemos seguir estos consejos básicos que nos dan expertos en nutrición:

  1. No saltarse nunca el desayuno: se trata de una de las comidas principales y seguramente la que más energía nos aporta. Los batidos de frutas acompañados de cereales o los frutos secos pueden ser los mejores aliados para que tu nivel de energía no se agote fácilmente.
  2. Planifica tus comidas: antes de realizar la compra, es importante que dediques unos minutos a ordenar lo que vas a comer en los próximos días. Esto te ayudará a que vuelvas a tu forma física con mayor facilidad.
  3. Apúntate al consumo de ensaladas: las ensaladas ya no son solo cosa del verano. El motivo principal es que al ser un plato con base de ingredientes vegetales contienen gran cantidad de agua, potasio y son bajas en sodio, lo que aporta más hidratación y las convierte en un buen diurético. Además, podemos convertir las ensaladas en platos únicos añadiendo proteínas, que nos ayudarán a conseguir una mayor sensación de saciedad.

Combinando estos consejos con una dieta sana y equilibrada, es posible sentirse mejor con uno mismo y recuperar nuestra forma física

Además, no hay que olvidar mantener una buena hidratación en todo momento y, por supuesto, septiembre es el mes por excelencia de la vuelta a la rutina y esto incluye la vuelta a la realización de ejercicio.