El verano hace estragos en nuestra melena: El sol, la arena, la sal del mar y el cloro de las piscinas, son agentes que dañan considerablemente nuestro cabello, sobre todo si están teñidos o con mechas.

Y el resultado a la vuelta de las vacaciones suele ser una melena reseca, con las puntas abiertas, débiles y quebradizas, con un color pajizo, sin brillo, áspera al tacto… en definitiva, un desastre de pelo que hay que recuperar.

Consejos para recuperar la melena después de verano:

  •  Acude a la peluquería: Debería ser cita obligada después del verano. Sobretodo para sanear las puntas y realizar un corte de pelo que nos ayudará a sanear bastante la melena.
  • En casa también puedes seguir pautas que te ayudarán a recuperar tu pelo tras el verano: Es el momento de aplicarte champús nutritivos, para pelos secos y estropeados, y utilizar fórmulas más concentradas y específicas.
  •  Aplicar siempre acondicionador de medios a puntas, y dos veces por semana, sustituye el acondicionador por una mascarilla nutritiva y reparadora.
  • Evita usar secadores, planchas, etc… Estas son herramientas que suelen resecar el cabello, por este motivo trata en la medida que puedas de evitar su uso para no resecar aún más. Siempre que puedas seca el pelo al aire libre.
  • El producto estrella para que tu pelo se recupere es el aceite o sérum, úsalo en las puntas, sobre el cabello seco o mojado.
  •  Un truco casero y sencillo para que tu pelo brille más es finalizar el lavado aclarando con agua fría, tanto como puedas aguantar.