Durante las vacaciones modificamos nuestra alimentación y nuestros horarios habituales varían, dormimos menos horas y eso tiene un efecto en nuestra rutina intestinal.

Hay personas que tardan más que otras en volver a la normalidad, más aún si nos hemos pasado un poco con durante las vacaciones y hemos cometido algunos excesos con nuestra alimentación.

Existen alimentos, sobre todo, frutas que pueden ayudarnos a recuperar la regularidad intestinal a la hora de ir al baño:

Piña: es una fruta con propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares. Además, contiene enzimas proteolíticas, lo que significa que digieren las proteínas, favoreciendo la digestión y por lo tanto, ayuda a que el intestino funcione mejor.

Kiwi : contiene actinidina, una enzima que ayuda a descomponer proteínas alimentariasy así favorecer la digestión. Además, contiene una gran cantidad de fibra. La fibra es un componente vegetal que facilita la función intestinal y resulta beneficiosa para la flora intestinal.

Alcachofa: es un alimento muy beneficioso para la salud. Además, de las vitaminas y minerales que contiene en sus hojas, es una importante fuente de antioxidantes. Además, ayuda a reducir los triglicéridos en sangre por lo que es un aliado valioso para combatir el exceso de colesterol.

Por último, la alcachofa ayuda a aliviar la acidez de estómago y facilita la labor digestiva, procurando ayudar a un adecuado tránsito intestinal.