Aceites esenciales: Recupera tu piel mientras duermes.

¿Sabíais que mientras dormimos la piel realiza sus funciones vitales y se recupera del estrés a nivel celular producido durante el día? También absorbe mucho mejor todos los nutrientes y es más receptiva a cualquier tratamiento.

Además los aceites esenciales tienen la gran capacidad de penetrar perfectamente a través de la piel y llegar hasta las capas más profundas y aportar a nuestra piel todos los nutrientes necesarios para favorecer su regeneración celular.

Os cuento el efecto sobre la piel  de algunos aceites esenciales:

-Aceite de aguacate: Es rico en vitaminas A,B,C,D,E, etc y actúa contra el envejecimiento y protege de agresiones externas.

-Aceite esencial de rosa: Se usa desde la tiempos antiguos como un rejuvenecedor y aumenta la elasticidad de la piel.

-Aceite esencial de incienso:  Es un renovador y regenerados por excelencia.

-Aceite de germen de trigo: Rico en vitaminas E, A y D.

-Aceite de coco: Ayuda mucho a eliminar y mejorar las marcas de acné y es ideal para eliminar la infección por bacterias en pieles grasas.

-Aceite del arbol del té: Es muy beneficioso para desinfectar la piel y secar impurezas en pieles con tendencia a ensuciarse con facilidad.

Uno de los mayores miedos del uso de aceites es el miedo a que engrasen la piel. Lo importante es saber que los aceites no engrasan la piel sino que la hidratan desde el interior dejando al final una piel limpia e hidratada.

Un truco para pieles muy secas es aplicar unas gotitas de aceite esncial justo antes del maquillaje, hará que la piel esté más hidratada y hará que el maquillaje dure más tiempo intacto.

El mejor momento para aplicar los aceites suele ser con la piel húmeda, ya que se absorberá más fácilmente y por la noche tendrá mayor efecto sobre la piel, además en épocas de sol hay que tener mucho cuidado con los aceites durante el día ya que pueden ser fotosensibles.