Definitivamente el veroño se ha ido de Valencia, para dar lugar a las bufandas, chaquetones y pijamas de felpa.

Anoche antes de dormirme pensaba en lo poco que queda para que lleguen las fiestas…y es que cada vez lo preparativos comienzan antes.

Muchas personas relacionan estas fechas con compromisos, fiestas, comidas y cenas copiosas, reuniones por un tubo…en fin, unas agendas muy apretadas.

El problema y el motivo de este post es que nos cuesta sacar tiempo para ir al gimnasio o simplemente para hacer ejercicio, y son muchas las personas que en el mes de Diciembre dejan de realizar actividad física.

Sin embargo, luego del atracón de las fiestas en Enero todo el mundo retoma lo que en su día abandonó y espera que lleguen los milagros.

Pues bien, una vez más me repito, no esperemos milagros.

Hoy os vengo a dar consejos en cuanto a la preparación para la Navidad y salir ilesos de todos los turrones y polvorones.

Los tres pilares fundamentales que deben acompañarte estas fechas son:

  1. Sal de la cama y muévete cada día. Ya que vamos a tener una agenda apretada, ¿por qué no apretarla un poco más? Seguro que encuentras ratos muertos para moverte un poco.
  2. Aprende a decir NO. Si tienes dos reuniones en un mismo día, elige aquella en la que vayas a pasarte un poco más. Tendrás que sacrificar al menos una de las dos para no exceder tanto en cuanto a calorías.
  3. Disfruta de los antojos, pero prepárate para cumplir luego. Si eres consciente de que vas a pasarte en estas fechas, intenta portarte bien ahora para que no te pase factura. ¡Y cuando hayan pasado las fiestas vuelve a la actividad física con toda la energía que te han dado los turrones!

Algunos trucos más concretos para la preparación:

-Compra los dulces sobre la fecha, si lo haces con mucha antelación puedes caer en la tentación de comenzar a comerlos antes.

-Mejor comida y snacks caseros que alimentos empaquetados. No sé en vuestras casas, pero en la mía la picada antes de la comida es sagrada. Tenemos que intentar consumir en estos casos pocas cantidades y saludables, muchas veces pecamos de embutidos y patatas fritas que no nos aportan nada bueno.

-Uno de los errores más frecuentes es no comer desde muchas horas antes a una cena para poder comer más. De esta manera lo que estarás haciendo es tener mucha ansia por comer y será más de la cuenta.

-Elije el vino tinto antes que el blanco.

-Intenta moderar el consumo de salsas y guarniciones, muchas veces abusamos de su consumo.

-Si sobra comida congélala u ofrécela a los invitados. Si sobra la querrás comer al día siguiente hasta para desayunar.

Espero que estos consejos os sirvan para la preparación navideña y que las fiestas no os pasen factura.

Recuerda moverte siempre que puedas aunque sea con paseos matutinos. Tenemos que contrarrestar los excesos de todas las maneras posibles y cualquier momento por poco que sea es bueno ¡y suma!